Ayotzinapa

Alexander, nikajahni roho ko ninachakuro te tihi yɨkɨ kuñuro nijahan jika ja nikanduku tuhun ja maaro kuu.
Te niyaaro, nichihiro chɨkɨ tata, ndeya chɨkɨ tataro, nana chɨkɨ tataro, ja nikajainro, te yaha snuña nuu jasuchi ja vekoyo.
Shraan luu kuu nuu, nu nikendaro sani iyaaro nuu ñuyiu yaha, kiskuaha jikaro, sani kajahan sehe ñayiu kuka ja kayee yɨkɨ jika ñuuyo.
Ja kanuu kuu ja kajini nɨɨ ñuyiu ja maa shinitɨ nichuhun soldado, jiin policia, ja nikajahni roho jiin unika ñani tahanro, te kumanika uu shiko uuka ñani tahan skuelaro.

Kayoo ichiyo ja kahanyo jaha ichi Ñuuyo, yuhuyo sahanyo.

Tuu kakundahuyo, sehe ñayiu stila ja nikakii yata nducha kahnu, nikasuhun, ndɨhɨ ja yoo ja nikasaha ndɨyɨ tata ñuuyo , nana ñuuyo, shruhun kuaan, yuku, yucha, tuhun ñuuyo te kuaha shraanka, ja kasuhun.

Maaro kakuu jasuchi ja tuu kayuhu, nikachihi chɨkɨ tata nana ja saha ndaa ja kuu Ñuu, Teyuyo te kakuu ndɨhɨ Ñuu Teyu Ñuu Kohyo.

Kahni yoho ko tachi ndusuyo suani kuyaa, ma naa kuɨtɨ.

Kajini maa shinitɨ jiin taka ja kasatiun nuu ñuu ja kachindee yoho chii shrehe, ja kakuu ñayiu jihva, ja ndee nuu ñakuihna ja kasatiun nuu Ñuu Kohyo.

————————————————–

Alexander, te asesinaron, pero reviviste. Un pedacito de ti viajó a Austria para ser analizado sí eres tú.

Cuando en vida debiste de haber viajado para prepararte más, como viajan los hijos de los poderosos que han despojado a nuestros pueblos durante siglos.

Regresaste y sembraste la semilla, que abundará, brotará, la semilla que pusieron, y esto abrirá los ojos de la futura generación.

Lo importante es que todo el mundo sabe que el mismo gobierno mandó a los soldados junto con policías para asesinar a tus tres compañeros, y desaparecer a cuarenta y dos más de tus compañeros de tu escuela.

Tenemos el derecho de exigir nuestros derechos, los derechos de nuestros pueblos, nuestras culturas y nuestras lenguas originarias.

¡No somos pobres! Nos hicieron pobres; los descendientes de los colonizadodres españoles. Nos robaron nuestros tesoros, recursos naturales, nuestra historia, y mucho más.

Ustedes jovenes valientes han sembrado la semilla que brotará para hacer justicia para nuestro país entero.

Nos matarán pero nuestras voces siempre estarán. Seremos la mala conciencia de los malos gobiernos opresores y corruptos de México.

alexander-mora

*Gabina Aurora Pérez Jiménez, investigadora de la variante Sahin Sau de Ñuu Ndeya (Chalcatongo, Oaxaca) en la Universidad de Leiden Países Bajos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s